Vayan también ustedes…

Estándar

voluntarios-nsj-2014-1024x447

SEPTIEMBRE 24 DE 2017

DOMINGO XXV DEL TIEMPO ORDINARIO

Liturgia de la Palabra: Is 55,6-9; Sal 144; Fil 1,20-24.27 y Mt 20,1-16.

VER

Nuestro concepto de remuneración y el modo de aplicarlo (como derecho o como obligación) depende de varios factores y condicionantes, sobre todo, cuando queremos establecer si es justa, o no: tiempo, cantidad, eficiencia, resultados, logros, perfección, profesionalismo, habilidades, etc. Todo, se resume en una máxima: entre más (títulos, tiempo, producción, dedicación, estudios, capacitación, etc.), mejor… (pagado, remunerado, reconocido, etc.)

Es justo que el trabajo se recompense con una buena paga, el problema, es que no siempre es así; no todos los sueldos ni todas las remuneraciones responden, con justicia, al esfuerzo y a las necesidades del trabajador. ¿La evidencia?: vivimos en sociedades con profundas desigualdades socio-económicas y una realidad inhumana de pobreza extrema y desempleo.

JUZGAR

El evangelio de Mateo (20,1-16) nos recuerda cómo la buena nueva de Jesús siempre tiene como referente la realidad del hombre y su condición: un hombre ofrece trabajo y otros lo necesitan…

El reino de los cielos es semejante a un propietario que, al amanecer, salió a contratar trabajadores para su viña (v. 1).

El Reino de los cielos es… ¡una denuncia!: ¿Por qué han estado aquí todo el día sin trabajar? (v. 6).

Jesús, en cada expresión de la parábola, hace evidente el pensamiento humano, en contraste con el modo de pensar de Dios, y cuestiona los criterios (también humanos, por supuesto) que fundamentan nuestros actos. Así, denunciando, nos obliga a valorar la calidad de nuestras relaciones en el trabajo, en la familia; con el cónyuge, con los hijos, con los hermanos, con los amigos…, nos invita a revisar lo que exigimos de ellos, ¿cantidad o calidad?, y lo que estamos dispuestos a ofrecer, ¿mezquindad o generosidad? Además, pone en entredicho si la justicia deba “ajustarse” a la normas y leyes convencionales.

Ésos que llegaron al último sólo trabajaron una hora, y sin embargo, les pagas lo mismo que a nosotros, que soportamos el peso del día y del calor (v. 12).

Si la justicia es sólo un peso que se soporta, entonces no habrá posibilidad para que dé frutos de paz y de fraternidad (Is 32,17). Sobre la ley el amor (cf. Fr. Camilo Maccicse, OCD), la mirada misericordiosa del Padre abarca horizontes distintos y rumbos contrarios a los de siempre. Así lo advierte el profeta Isaías: Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, sus caminos no son mis caminos… (55, 8), dando validez al modo de actuar del dueño de la viña: Amigo, yo no te hago ninguna injusticia… Yo quiero darle al que llegó al último lo mismo que a ti (Mt 20,13-14).

Desde la perspectiva del Reino, la recompensa no depende de una medida (tiempo y cantidad), o de una norma establecida, sino de la abundancia del corazón, ¿o vas a tenerme rencor porque soy bueno? (v. 15).

ACTUAR

Busquen al Señor mientras lo puedan encontrar, invóquenlo mientras está cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad; a nuestro Dios, que es rico en perdón.

(Is 55,6-7)

Mario A. Hernández Durán, Teólogo.

 

Anuncios

2 comentarios en “Vayan también ustedes…

  1. Excelente reflexión Mario. Me has hecho recordar un material que actualmente leo sobre la educación en la sociedad del conocimiento y el tema de la ideología de la desigualdad me ha dejado perplejo por las corrientes que la ocasionan, pero, con esta reflexión en donde “la abundancia del corazón…” es un criterio que cuestiona y denuncia (bien señalado) me da nueva luz para hacer frente a este fenómeno. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s